Los 4 venenos blancos

En nuestra dieta tenemos que tener cuidado de quitarnos estos tres venenos blancos que aparecen constantemente en la composición de alimentos, sobre todo procesos. Y a su vez se ofrecen como aditivos a los alimentos que preparamos en casa.

  • El azúcar 

      8 veces más adictiva que la cocaína, esta en la mayoría de los alimentos procesados, dado que al quitarles la grasa por la legislación vigente han tenido que nivelar el gusto de los productos con azúcar.

Como la podemos suplantar: por Stevia o azúcar de coco 

  • La Sal 

      Aumenta la tensión arterial y la puede hacer crónica, es la causante del 62% de los accidentes cardiovasculares y el 49% de las enfermedades coronarias según la OMS.

Como la podemos suplantar: por agua de mar o sal del Himalaya  

  • Harinas refinadas 

     Al refinarse se pierden todas sus propiedades y nutrientes, reduciendo al mínimo su fibra, proteínas, micronutrientes como vitaminas y minerales.

Como la podemos suplantar:  por harinas integrales 

  • Lactosa y Caseína (Leche, queso, yogurt) (subtitulo de los “Los 4 venenos blancos” reducir el tamaño)

Debido al estrés de su digestión si se toma con frecuencia puede ocasionar dolores abdominales, hinchazón, cólicos, diarrea y malestar.

Como las podemos suplantar:  por versiones vegetales.